Emprendedores y Felices

Descubrir juntos los secretos, errores y triunfos de emprendedores de éxito

Emprendedores y Felices

¿POR QUÉ CONTAR CON EXPERTOS?

Los expertos son «herramientas» absolutamente necesarias de las cuales se debe servir el empresario feliz.

Insisto, si quieres ser emprendedor y vas a invertir tiempo y dinero durante años, en resumidas cuentas, si tu profesión será la de emprendedor, necesitas rodearte de expertos. En mi opinión, es la única forma de ser un empresario feliz y realizado.

Porqué contar con expertos

Me gustaría aclarar que mis afirmaciones se basan, sobre todo, en lo que veo de mi entorno y en lo que han escrito verdaderos empresarios con años de experiencia.

De momento, soy un aficionado apasionado por el tema que comienza su propio negocio.

Mediante la lectura de las biografías de empresarios, llego a la conclusión de que la capacidad para delegar es una de las claves del éxito.

Y por delegar me refiero a la capacidad de confiar en las personas para que gestionen por completo varios aspectos de tu negocio.

Algunos ejemplos de éxito

«La incertidumbre convierte al experto en un empresario». Eric Mateu Huon

Por ejemplo, Steve Jobs aprendió la lección de que debía confiar más en sus empleados de Apple de la manera más difícil.

Fue entonces cuando consiguió rescatar Apple, empresa que se encontraba al borde de la bancarrota. Incluso ha logrado convertirse en un modelo de gestión empresarial .

Jobs no es el único: Oprah Winfrey , Madam CJ Walker , Mrs. Fields o Estée Lauder son muy buenos ejemplos «de libro» pues supieron rodearse de expertos en aquellos ámbitos que no dominaban.

Estos expertos, a su vez, les permitieron evolucionar en el conocimiento de su propia empresa. Te remito al artículo de Madam CJ Walker en particular.

Los expertos, ¿realmente los necesitas?

«Conocer nuestra propia ignorancia es la mejor parte del conocimiento.»  Proverbio chino.

¿Realmente necesitas a los expertos?

Este podría ser un buen título para la portada de alguna revista.

En primer lugar, ¿qué entiendo por experto?

Llamo expertos a todas aquellas personas que pueden realizar funciones absolutamente necesarias para iniciar tu negocio o que son necesarias para su desarrollo y su funcionamiento en el día a día.

En general, los expertos ocupan una función que conocemos poco y en muchas ocasiones, mal. A veces es lo contrario, es una función que conoces bastante bien e incluso puede que tengas mucha experiencia profesional en el área.

El riesgo existe en ambos casos. Debemos evitar caer en lo que llamaré el síndrome de MacGyver, o bien, en todo lo contrario: la ignorancia absoluta.

Primero, echemos un vistazo más de cerca a lo que yo llamo el síndrome de MacGyver, a cómo curarse de ello y a los beneficios de la curación.

El síndrome de MacGyver

¿Recuerdas esta serie de la década de los ochenta? El héroe que siempre encontró una solución porque sabía de todo, desde conocimientos científicos hasta bricolaje, lo que le permitía resolver todo tipo de problemas y sobrevivir.

Ya me encargo de todo

En definitiva, según puedo ver, se trata de un síndrome común en muchas personas. Creo que para un futuro empresario se trata de un riesgo que debe identificar lo antes posible.

  • ¿Cómo reconocerlo?

En primer lugar, he de admitir que durante muchos años padecí el síndrome de MacGyver. En cuanto surgía un problema, ya fuese un asunto administrativo, un proceso complejo de tipo administrativo o legal, o la contabilidad, mi tendencia era intentar resolverlo.

Y digo que «padecí» el síndrome pues considero haberme curado. En cualquier caso, me di cuenta de que no solo no manejaba todo, sino que también me sentía frustrado.

¿Por qué tuve esta tendencia a querer hacerlo todo por mí mismo? Imagino que se debió a que me animaron a hacerlo:

«Eres capaz, ¡está a tu alcance!»

«Así ahorras dinero.»

«Tienes que asumir tus responsabilidades.»

¿Te reconoces?

En resumen, muchos ánimos sinceros y honestos pero que al final resultaron ser más una molestia que otra cosa.

Si te reconoces, es una buena señal. Has de corregir este defecto. Cuanto antes, mejor.

Ya sea que estés empezando o que tu empresa se encuentre en pleno funcionamiento, si te encargas de todas las ventas, la logística, la contabilidad, los procedimientos administrativos, el marketing, respondes aspectos legales, etc., en resumen, si lo haces todo, entonces padeces del síndrome de MacGyver.

Piensas que como SABES hacer de todo, DEBES hacerlo todo. Este es un gran error que puede costarte mucho por tres motivos:

1. Terminarás agotándote física y mentalmente.

2. Te pierdes las ventajas que los expertos pueden ofrecerte en sus respectivos campos: el contador puede ahorrarte muchos gastos de forma legal, el abogado puede evitarte una demanda gracias a sus consejos o a su intervención.

3. Pierdes las ventajas de tu área de especialización. Por ejemplo, si dejas de dedicarle tiempo a las ventas, al marketing o al desarrollo de producto, pierdes la oportunidad de hacer más caja. Haces que un experto pierda dinero: ¡TÚ!

  • Cómo evitarlo

En primer lugar, quiero dejar claro que es necesario delegar los diferentes segmentos de tu negocio. Esto no significa que tengas que ignorar por completo aquello que delegues.

Sin convertirte en un experto, puedes y te diría que debes interesarte en estos aspectos y tener un conocimiento mínimo de todo para tener una visión general.

Al final, ser un empresario significa tener la capacidad de tomar decisiones rápidas y, por lo tanto, una visión general de tu negocio.

Por otro lado, si un día te das cuenta de que existe una parte esencial de tu negocio de la cual no te has encargado personalmente, entonces sí que hay un problema.

Si un día te das cuenta de que no le estás dedicando tiempo a dar a conocer tu producto y venderlo, es porque estás haciendo demasiado por un lado y no lo suficiente por el otro.

En los últimos meses he aprendido que saber delegar te da una enorme libertad. Y si crees que es caro, hazte las siguientes preguntas:

¿Me gusta hacer esta tarea? ¿Cuál es la tarea que realmente hará avanzar mi negocio y que requiere mi presencia hoy?

Para volver al ejemplo de Steve Jobs, creo que estas son preguntas que resolvió antes de hacerse cargo de Apple .

Cómo elegir a los expertos

«La duda es la clave de todo conocimiento.» Proverbio persa

Como acabo de mencionar, es necesario tener un conocimiento general de los diferentes departamentos, segmentos o tareas para tener una visión general de tu propio negocio. En ese momento, puedes tomar las decisiones que te harán avanzar y comprender las consecuencias.

Sin embargo, como lo veo, estas decisiones solo serán posibles si tus expertos comparten contigo dos aspectos importantes: valores y habilidades.

Estar en línea con tus valores y principios.

«Tenga una ética de trabajo poco saludable. No es indispensable tener el talento para sobresalir siempre que dediques tiempo a ser el mejor en tu trabajo.» Will Smith

Para empezar, creo que no podría trabajar con socios y expertos que no compartan un mínimo de valores.

En lo que a mí respecta: pido honestidad y respeto.

Lo que espero del experto es que me exponga las mejores formas que sean legales para pagar menos impuestos y evitar juicios. Yo haré el resto. Es tan simple como eso.

Ahora bien, ha de existir una relación respetuosa con las personas que trabajas y con tus clientes. Para ello, lo que importa es: un trabajo bien hecho.

El trabajo bien hecho es el que se hace con el corazón y con agallas. Es una cuestión de ética profesional. Estas no son nociones vagas para mí. Un experto debe respetar la calidad del trabajo, la voluntad de buscar soluciones y el respeto por los plazos. Si haces las cosas bien, solo puedes seguir adelante.

Buenos y malos expertos

«La ética es estética desde dentro.» Pierre Reverdy

En el párrafo anterior ya he empezado a hablar sobre la importancia de un trabajo bien hecho. Es un valor que, en mi opinión, debes detectar de inmediato a la hora de elegir a los expertos. Alguien que hace su trabajo de cualquier manera solo te hará perder el tiempo.

Por el contrario, un buen experto no solo es una persona que hace bien su trabajo sino que también es una persona que conoce perfectamente su actividad laboral.

Si tomo como ejemplo mi caso, los bienes raíces, tengo mucho interés en trabajar con un gestor y un abogado que conozca cómo funciona el sector y las leyes que lo rigen.

De hecho, hay muchas maneras de invertir en el sector inmobiliario, y cada una de ellas tiene sus particularidades a nivel legal y administrativo.

Un gestor puede ser un buen experto en el sector de la industria alimentaria, y malo en bienes raíces, por ejemplo.

En resumen, cuando se trata de elegir expertos, creo que debe estar atento a dos aspectos:

1. Su profesionalidad, esto se ve en la conducta.

2. Su nivel de experiencia en su campo de trabajo.

Conclusión

Resumiendo, los expertos deben intervenir en la creación de tu empresa, y más adelante, también necesitarás de ellos.

Los expertos te permitirán avanzar muy rápidamente en la creación de tu actividad laboral. Ellos tienen las herramientas necesarias para estar al día en su campo y que sin duda alguna te evitarán errores de tipo legal y te harán ahorrar dinero.

Contar con expertos te permitirá beneficiarte de sus conocimientos en sus respectivos campos de trabajo, pero también te dará tiempo para dedicarte a aquello que mejor hacer y que te hace feliz: el desarrollo de tu producto y su venta.

Además, si eliges cuidadosamente a tus expertos, tendrás la oportunidad de aprender parte del oficio. Tener suficiente conocimiento de cada aspecto de tu negocio te permite tener una visión general de las decisiones futuras. ¿Hay mejores profesores que estos profesionales?

Un detalle importante, elige un experto que conozca tu sector de actividad.

Finalmente, por mi parte, decidí que en mi futura empresa me rodearía de profesionales alineados con mis propios valores: que sean profesionales y honestos.

Compartir artículo :
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.