Emprendedores y Felices

Descubrir juntos los secretos, errores y triunfos de emprendedores de éxito

Emprendedores y Felices

EL ÉXITO SEGÚN ARIANNA

El éxito según Arianna Huffington no puede seguir midiéndose según los criterios usados habitualmente en el mundo occidental: dinero y poder.

Ayer por la noche terminé de leer su libro Thrive (Redefine el éxito) publicado en el 2013. Un libro conmovedor, fácil de leer, con muy buenos consejos para aquellas personas que tienen o quiere crear su propia empresa, te lo recomiendo. En él, Arianna nos explica su visión del éxito. Me pareció un libro muy interesante y a continuación explicaré por qué.

Gracias a este libro y a todo lo que aprendo sobre la vida de esta mujer emprendedora, encuentro varios elementos en común entre la vida de Arianna y la de Oprah Winfrey , a pesar de que han alcanzado el éxito de forma muy diferente.


El tercer ingrediente del éxito según Arianna Huffington

La tercera unidad de medida del éxito según Arianna Huffington es el bienestar.

Fue un accidente que tuvo lo que va a cambiarlo todo.

El accidente y la revelación

Nos encontramos en la mañana del 6 de abril del 2007. Arianna se encuentra en el suelo, en un charco de sangre (el suyo) debido a una caída. Su rostro chocó contra la esquina de la mesa de su escritorio.

¿Qué había ocurrido?

Sencillamente se desmayó porque estaba agotada.

El enorme éxito de The Huffington Post (actualmente, HuffPost) la había propulsado y la había posicionado dentro de las 100 personas más influyentes del mundo. Pero pagó un precio por ello.

El éxito y la fortuna no son suficientes para medir el éxito de una persona. Para Arianna queda muy claro que la gloria no puede asociarse únicamente al dinero y al poder. El bienestar ha de figurar en los criterios del éxito.

La cruzada de Arianna

Esta visión del éxito basada solo en el dinero y el poder es limitada y peligrosa para la salud, según Arianna, es inadmisible. Ciertamente, ella es consciente de algo muy importante que se puede resumir de la siguiente manera: ¿de qué sirve tener dinero y poder si es para morir joven y enfermo?

Es a partir de esa mañana de abril y tras su visita al hospital que decide cambiar su estilo de vida. No se trata de cesar su actividad en el mundo empresarial, pues le apasiona, pero sí de cambiar su día a día, sus aficiones, el tiempo dedicado al trabajo, la manera de trabajar.

Lo que me parece admirable de ella es su cambio de actitud, no se contenta con simplemente aplicarlo a su persona sino que lo hace llegar a los empleados de sus empresas, lo difunde en el mundo entero a través de sus libros (Thrive y Sleep Revolution).

Redefinir el éxito

«Creemos que, de manera errónea, el éxito es el resultado de la cantidad de tiempo que le dedicamos al trabajo, en lugar de la calidad que empleamos.» Arianna Huffington

Estas palabras, extraídas del libro Thrive resumen perfectamente su propia definición del éxito. Su libro se divide en cuatro partes.

1. Bienestar

2. Sabiduría

3. Asombro

4. El dar

A continuación, quiero explicar mi interpretación de este libro y cuáles son los «secretos» de su éxito (entre comillas pues, como muchas personas que han triunfado en la vida, dicen bien alto y claro sus secretos para todo aquel que quiera escucharlos).

Verás cómo Arianna integra las revelaciones que la han llevado no solo hacia una riqueza material y pública, sino también, hacia una riqueza interior. Dinero, fama, poder, bienestar, sabiduría, asombro y el compartir son los ingredientes que Arianna nos propone.

¿Te gusta el plan?

La vida de Arianna Huffington

Para Arianna, el éxito no puede y no debe medirse más en función del dinero y del poder. Dinero y poder son sinónimos de una carrera desenfrenada hacia el éxito en la cual ni siquiera nos preguntamos el porqué de las decisiones que tomamos.

Ahora, quizás sea arriesgado por mi parte decirlo pero Arianna Huffington tiene muchas cosas en común con Oprah Winfrey. Entre más sé de estas dos mujeres, más similitudes encuentro:

1. Inicio de su vida modesto y difícil.

2. A pesar de todo, una presencia sólida a todo lo largo de su desarrollo. En el caso de Arianna, su madre.

3. Ambición de hacer cosas a lo grande.

4. Voluntad de seguir su pasión.

5. Lecciones de vida muy parecidas.

6. Voluntad de compartir.

7. Cuidado de la espiritualidad a todo lo largo de su vida.

La joven Arianna

De momento, no puedo decir gran cosa sobre esta parte de su vida pues hay poca información al respecto. Solo sé que sus padres se separaron cuando ella aún era muy joven (11 años). Siempre tuvo una relación muy cercana con su hermana, Agapi, y con su madre, Eli Stasinopoulos.

Al principio de su libro Thrive, Arianna explica que su madre es la persona que ha estado muy presente en su vida; conforme vas leyendo percibes que ha sido su punto de referencia. Arianna la menciona muy a menudo, así como también menciona los valores que ella le inculcó y que marcarán su vida: dar y ser generoso.

Aunque llevaban una vida humilde (Arianna nos cuenta que su madre tenía únicamente dos vestidos), a Arianna y a su hermana nunca les faltó de nada. A sus 16 años, Arianna se va a Inglaterra, a Cambridge, a estudiar ciencias económicas.

Para Arianna, esta es la oportunidad de desarrollar sus habilidades como escritora.

El inicio de su vida profesional

A Arianna le gusta hablar con la gente, es su pasión. Comunicar se convertirá en el hilo conductor que la llevará a escribir varios artículos para la revista National Review, a escribir 15 libros, a participar en programas de televisión y radio como la BBC Radio 4, en programas de política así como en otros programas de entretenimiento y música.

En resumen, muy rápidamente y muy joven se convierte en una figura pública y permanecerá como tal para siempre.

El despegue del Huffington Post

Hoy en día, ocupa el puesto 79 en la lista de mujeres más influyentes del mundo según la revista Forbes. Es en Estados Unidos donde la fortuna personal y la popularidad de Arianna originalmente despegan.

Su apellido, Stasinopoulos, pasa a ser Huffington tras casarse con Michael Huffington en 1989, de quien se divorciará en 1997.

Su actividad principal se centra en los medios de comunicación. Es así como fundó The Huffington Post en el 2005 (hoy en día, HuffPost) junto con Andrew Breitbart, Kenneth Lerer y Jonah Peretti; el sitio es todo un éxito.

En 2011, tras vender el HuffPost a Verizon Communications Inc., Arianna deja definitivamente su puesto de redactora jefe en el 2016 para consagrase a su último proyecto: Thrive Global.


Los errores y las lecciones de Arianna

Thrive Global es una etapa lógica en la vida de Arianna. Si recuerdas, al principio del artículo te conté el accidente que tuvo y que la marcó fuertemente hasta el punto de cambiar completamente y de forma inmediata su estilo de vida.

Como ella misma deja entender en su libro Thrive, uno de los grandes errores de su vida no ha sido de tipo financiero sino más bien, personal. Y por personal me refiero al bienestar de su persona. Su cuerpo le pedía bajar el ritmo, pero el éxito descomunal del Huffington Post la llevó justo en la dirección opuesta.

Por tal motivo Arianna decide llevar su experiencia al mundo que la rodea para demostrar no solo que sus empleados llevan una vida más feliz, sino que también son más productivos y por lo tanto, más eficaces.

Las desastrosas consecuencias del estrés

El estrés

Con pruebas científicas que lo confirman, Arianna explica que su accidente, lejos de tratarse de un caso aislado, le ocurre a un número importante de emprendedores y ejecutivos de alto nivel. El estrés moderno, impulsado por la obtención de resultados, tiene consecuencias desastrosas no solo a nivel físico sino también a nivel moral.

De hecho, según la fundadora de Thrive Global, el éxito tal y como lo conocemos hoy en día ha de redefinirse.

Las consecuencias físicas

Cáncer, problemas de corazón, diabetes, depresión, fatiga física y moral son algunos ejemplos de las consecuencias de todo aquello que le imponemos a nuestro cuerpo. Al igual que yo, creo que tú también has experimentado alguno de los ejemplos que acabo de mencionar.

Las consecuencias morales

Dinero y poder son las palabras que nos vienen a la mente cuando pensamos en el éxito. ¡Cuidado!, no digo que no sea así, solo digo que suele ser lo primero que nos viene a la mente cuando hablamos de ello.

Sin embargo, si crees que esa es la definición de éxito, entonces estoy de acuerdo con Arianna, tú y yo tenemos un problema. O bien, rechazamos el éxito visto de la segunda manera, o bien, nos disponemos a pagar las consecuencias.

Bien, espero que al igual que yo estés de acuerdo en que es necesario redefinir el éxito no solo por el placer de filosofar, sino también, para inspirar a otras personas a nuestro alrededor, en nuestra ciudad, en nuestro país.

«Si te cuidas a ti mismo, estás cuidando al mundo.»

Arianna Huffington

Las enseñanzas de Arianna

Lo que esta mujer explica en su libro Thrive es un magnífico recopilatorio de su definición de éxito que incorpora la noción de dinero y de poder en un concepto conformado por cuatro pilares: el bienestar, la sabiduría, el asombro y el dar.

El bienestar

El bienestar

Como explica Arianna al inicio de su libro cuando aborda este tema (well-being), si descuidas este aspecto, el precio en tu salud puede ser muy alto. Por tal motivo nos brinda una serie de consejos que tienen sentido, aunque a menudo los dejamos de lado:

· Desconéctate del mundo. Hoy en día, estamos excesivamente conectados, tanto de día como de noche, ¿estás de acuerdo, no? Un día mi mujer y yo invitamos a un amigo a cenar a casa, y puedo asegurar que al día siguiente fui incapaz de decir qué temas de conversación tuvimos. Mi amigo fue prácticamente incapaz de despegar la mirada del teléfono. ¿Te reconoces? Bien, pues desconecta tu teléfono, tu ordenador o tu iPad durante una noche o durante un día completo. Verás la diferencia.

· Ten un reencuentro contigo mismo de vez en cuanto. Hay varias maneras de hacerlo: estar solo, sin pensar y concentrarse en la respiración; «desconéctate» del mundo durante un minuto cada hora; medita o haz yoga. En fin, se trata más bien de conectar con uno mismo más que de conectarse con el mundo.

· Duerme. El éxito tal y como lo comprendemos hoy en día implica muy a menudo, y por desgracia, privarse de horas de sueño. Incluso, dormir poco se ve como un acto de valor y esfuerzo. Sin embargo, las consecuencias pueden ser desastrosas. El accidente que sufrió Arianna fue una consecuencia directa de la falta de descanso. En resumen, duerme un mínimo de 7 u 8 horas y concédete alguna siesta durante el día.

· Haz actividad física. No se trata de ninguna novedad. Desde hace ya algunos años hemos visto un boom de gimnasios, de gente que sale a caminar o correr. El deporte es una baza para el bienestar físico y también es un magnífico antidepresivo cuando se practica con moderación. Puedes correr o simplemente caminar.

· Rodéate de personas que te empujen en esta dirección. Aquí tenemos una recomendación que también nos da Oprah Winfrey. Saber rodearse es una cualidad. Puede parecer cruel sobre todo cara a ciertas personas de tu entorno pero aquellas personas que realmente te aprecian y que saben son las que realmente te ayudarán. Si no tienes en cuenta este consejo, quiere decir que no te has dado cuenta de la presión social a la cual estás sometido todos los días.

La sabiduría

Busca la llave de la sabiduría

El bienestar está en nosotros, no sirve de nada buscarlo fuera. Superar la adversidad y convertirla en una fuerza. Ser capaces de ver las maravillas en los momentos difíciles nos ayuda a progresar como personas. En su libro, Arianna nos brinda tres consejos:

· Deja de lado todo aquello que te drena energía. Con ello Arianna se refiere a los aspectos negativos de la vida: las críticas, la burla o los comentarios desagradables.

· Haz una lista de todo lo positivo de tu día y compártela.

· Desconéctate a una hora específica.

Asombro

Asombrarse

Quizás creas que se trata de quedarse maravillado frente a un cuadro bonito. Yo también lo entendí así al principio, pero no se trata de eso. Lo que quiere decir es:

· Mantén una actitud abierta hacia el mundo que te rodea.

· Mantente atento a todo aquello que ves y haces, no te disperses.

Entrega

Da antes de recibir

«Empatía, compasión y entrega –esta última no es más que la puesta en marcha de las primeras dos– constituyen nuestro ser a nivel molecular…»

Arianna Huffington

Me parece muy interesante pues veo la misma actitud en Oprah Winfrey en cuanto al hecho de abrirse a los demás, estar atento a la miseria de los demás.

En definitiva, se trata de desarrollar la empatía que a mi parecer, raras veces se asocia al éxito.

Personalmente admito que tenía tendencia a creer que la empatía, el ir hacia los demás, era una actitud que los ricos utilizaban más bien por cuestiones de marketing cuando en realidad la componente espiritual es importante.

Aquí una frase de Seth Godin que recuperó Arianna en su libro: «Aquellos que hacen las cosas con el objetivo de ofrecerlas sinceramente son aquellos con quienes los demás quieren tratar».

Creo que lo que esta frase quiere decir es que los seres humanos recompensamos a aquellos que se comprometen honestamente a hacer cosas para los demás. Ello puede tratarse de dar algo material, dar parte de nuestro tiempo o dar nuestro conocimiento.

En resumen

1. Busca tu bienestar

a. Medita.

b. Haz actividad física moderada.

c. Desconéctate del mundo.

d. Duerme.

e. Rodéate de personas que te empujen a hacer actividades más sanas.

2. La sabiduría

a. Deja de lado todo aquello que te drena energía.

b. Busca la felicidad dentro de ti y no fuera de ti.

3. El asombro

a. Pon atención en lo que estás viendo o haciendo, no te disperses.

b. Mantén una actitud abierta hacia el mundo que te rodea.

4. El dar

a. Un bien material, tu tiempo o tu conocimiento. Repito la frase de Seth Godin que nos recuerda que generalmente el ser humano muestra empatía: «Aquellos que hacen las cosas con el objetivo de ofrecerlas sinceramente son aquellos con quienes los demás quieren tratar».

Creo que no debemos olvidar algo muy importante: no somos robots.

En este punto, estoy totalmente de acuerdo con Arianna. No estamos en este mundo únicamente para producir cosas y ganar dinero sin aportar nada. No somos robots.

Una nueva visión del mundo aporta una nueva perspectiva de la empresa. El emprendedor crea y vive la idea que desarrolla, sin embargo, no ha de sacrificar ni su salud ni la de aquellos que lo rodean: su familia, amigos, empleados y colaboradores.

La prueba de que esto no es necesario y para que las cosas sigan funcionando es el Huffington Post. De hecho, sus empleados se benefician de condiciones a favor de su bienestar con salas de descanso, les animan a tomar distancia de su trabajo; incluso les proponen primas destinadas a ayuda comunitaria. Hasta donde yo sé, la empresa sigue funcionando bien.

Todo el mundo sale ganando: la salud de la empresa, el emprendedor, los trabajadores y la sociedad en general.

Compartir artículo :
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.