Emprendedores y Felices

Descubrir juntos los secretos, errores y triunfos de emprendedores de éxito

Emprendedores y Felices

12 PRINCIPIOS PARA UN BUEN EMPRENDEDOR

A lo largo de los dos últimos dos meses, he visto documentales, conferencias y he leído las biografías (algunas de ellas, autobiografías) de 7 mujeres emprendedoras que son consideradas como ejemplo en el mundo empresarial. De ahí, distingo 12 principios para un buen emprendedor.

12 principios para ser un buen emprendedor

Sin ser pretencioso, te presento 12 principios para un buen emprendedor. Actualmente no soy un hombre de negocios que pueda darte consejos. Sin embargo, creo que es muy interesante hacer hincapié en que, a mi parecer, puedes aplicarlos no solo a la vida de emprendedor, sino a la vida en general.

Una cosa que llama mi atención es que las mujeres de las que hablo tienen orígenes sociales muy diversos, antecedentes muy diferentes, experiencias traumáticas en algunos casos, y en otros, vidas muy banales. Sin embargo, todas ellas tienen un rasgo en común en su forma de ser que admiro: una vitalidad extraordinaria.

Esta energía que han demostrado tener a todo lo largo de su carrera les ha permitido llegar muy lejos en el campo que han elegido desarrollar.

Ricas, célebres, admiradas y envidiadas en campos profesionales muy diversos: la belleza, la alimentación, los shows televisivos, moda, información y juguetes.

Al mismo tiempo, todas estas mujeres han sabido canalizar perfectamente esta vitalidad que ha traído como consecuencia el desarrollo de una capacidad de dirigir importantes empresas multimillonarias. Al mismo tiempo, han profundizado y desarrollado conocimientos en su campo.

Ahora veamos aquello que considero que las distingue de la mayor parte de la población y que las ha llevado al panteón de la gloria.

Lo que presento a continuación ha sido extraído de mis publicaciones sobre Oprah Winfrey, Arrianna Huffingto, Coco Chanel, Debbi Fields, Ruth Handler, Estée Lauder y Madam C. J. Walker.

12 principios para un buen emprendedor

Da antes de recibir

Da antes de recibir

Todas estas mujeres de negocios han querido producir algo que podía facilitarles la vida a los demás.

Por consiguiente, y ante todo, ser emprendedor es una cuestión de generosidad.

Tomando como ejemplo a Estée Lauder y a Debbi Fields, su gran fuerza publicitaria radicaba en ofrecer su producto gratis antes de hablar del precio.

Al leer la biografía de todas estas mujeres, puedes ver hasta qué punto estaban orgullosas de sus productos, aportaban algo en la vida de los demás: el placer de degustar una galleta, la felicidad de sentirse bella, la felicidad de un niño con un juguete nuevo.

Aprende a rodearte

«Rodéate solo de personas que te eleven.»

Oprah Winfrey

Todas tienen el coraje de emprender un proyecto grandioso pero todas han comprendido que es necesario rodearse de personas competentes en los ámbitos que no dominan.

Esta lección es importante y habitualmente aquellos emprendedores que quieren controlarlo todo descuidan este aspecto.

Un día, me hablaron del propietario de una fábrica de unos cien empleados. Este quería mantener el control de todos los departamentos de su empresa, ¡incluso firmaba la autorización de los pedidos de bolígrafos que los empleados usaban en el día a día!

Delegar te permite utilizar las competencias de otros, lo que te deja tiempo para desarrollar las tuyas propias.

Aprende a decir «no»

El miedo al rechazo a menudo nos bloquea a la hora de tomar decisiones. Decir «no» a una persona es difícil, y en ocasiones, insuperable.

Sin embargo, decir «no» cambiará la forma de percibir tu relación con los demás. De hecho, si sabes decir «no», te pones en una relación de igual a igual, y dejarás de temer al rechazo en la comunidad de la cual quieres formar parte.

Normalmente, te darás cuenta de que ese posible rechazo solo se encuentra en tu cabeza.

Un día, Stevie Wonder, en una conversación en privado, le pidió a Oprah Winfrey participar en una obra de caridad. Ella no deseaba participar ni hacer donaciones puesto que ella ya hacía las suyas propias. Entonces le respondió que no.

Oprah describe lo que sintió en ese momento: se sentía muy incómoda.

A esto, Stevie Wonder le respondió simplemente: «OK». Una forma de decir: «no hay problema, seguimos siendo amigos». Esta reacción le sorprendió bastante a Oprah. Decir «no» fue fácil, las cosas se dieron sin que nadie saliera herido.

Ella nos cuenta esta anécdota en un video con el objetivo de hacernos entender que en la vida no podemos complacer a todo el mundo.

Aprende de tus errores

«El fracaso es un excelente maestro, si mantienes la mente abierta, verás que cada error te ofrece una lección.»

Oprah Winfrey

El camino hacia el éxito está pavimentado con trampas y errores, en ocasiones, algunos de ellos, colosales en la vida del emprendedor. Aprende a superarlos, no los estigmatices como solemos hacer muy a menudo desde el cole, es un conocimiento que se adquiere.

El trabajo, la excelencia y la ambición

De camino hacia la excelencia

No pararse en los detalles e ir directamente al objetivo es una de las primeras reglas de las que, en tu lugar, tomaría nota.

Todas las emprendedoras de las cuales he hablado poco a poco han aprendido a perfeccionarse para convertirse en estrellas en sus respectivos campos de trabajo. Por el contrario, no han esperado a que todo fuera perfecto para lanzarse. Ha sido al pasar a la acción cuando han mejorado con el objetivo de dar lo mejor de ellas.

En resumen, actúa y observa constantemente aquello que puedes mejorar.

Pasión y perseverancia

«Observa lo que te gusta hacer en tu tiempo libre, quizás ahí tienes la clave del éxito.»

Debbi Fields

Todas las emprendedoras de las que venimos hablando han hecho lo que les gusta y lo que saben hacer muy bien. La perseverancia es un rasgo del carácter que se forja con el tiempo pero que surge más fácilmente cuando lo aplicamos en algo que nos apasiona.

Adáptate a las circunstancias

Para ilustrar este principio, voy a retomar una anécdota sobre Ruth Handler.

En la historia de la compañía Mattel, Ruth cuenta que la demanda de plástico en Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial hizo que todo el stock disponible se reservara para las necesidades militares. Los marcos de plástico originalmente creados por su marido Elliot sencillamente los reemplazaron por un tipo de madera económica que no estaba prohibida para el público.

La suerte es una cuestión de preparación

Mantén los ojos bien abiertos frente a las oportunidades que se te presentan.

La suerte es un talento que se desarrolla puesto que, oportunidades, las hay a menudo y mucho más de lo que creemos. Te corresponde a ti agarrar esas oportunidades que se presenten y que sabrás ver si te mantienes alerta.

Sé ambicioso y realista

Oprah Winfrey durante su época de joven estudiante y cuando empezó en Baltimore, siempre manifestó que algún día ella sería rica y célebre. Su profecía se hizo realidad. Es innegable.

Sin embargo, esta ambición nunca la ha cegado, siempre ha mantenido los pies en la tierra. Durante su experiencia en la cadena televisiva de Baltimore, sus días en esta estaban contados. Ella lo sabía, y sin embargo, no se conformó con esperar tranquilamente a que su contrato se acabara. Oprah empezó a crear relaciones fuera del trabajo: creó una comunidad.

Su visión a largo plazo guió sus decisiones en el corto plazo en función de las circunstancias.

Continúa aprendiendo hoy y siempre

Continúa aprendiendo hoy y siempre

La historia de Madam C. J. Walker es, a mi parecer, la más extraordinaria de todas.

Esta mujer fue hija de antiguos esclavos de una plantación de algodón del sur de Estados Unidos durante el siglo XIX. Sarah era analfabeta y quedó viuda a los 20 años con una niña pequeña, y muere millonaria (en 1919).

Esta mujer me impresiona no solo por el hecho de haber empezado en condiciones realmente muy alejadas de lo que llegó a ser en una época donde las oportunidades para una mujer negra eran escasas, sino también por su ansia de aprender. Se rodeó de personas competentes no solo para gestionar su próspero negocio sino también para aprender de ellos.

Por consiguiente, retengo la lección de Madam C. J. Walker: rodéate de personas que puedan ayudarte a gestionar tu negocio y aprender las competencias que no dominas.

No desprecies a nadie

Voy a retomar dos anécdotas que ilustran muy bien este punto.

· La primera de ellas, con Estée Lauder.

Un día, una mujer mexicana con dientes de oro se acerca tímidamente al mostrador. Estée se dirige hacia la mujer cuando la vendedora que la acompaña la frena para sugerirle que no pierda el tiempo: «No va a comprar nada, reconozco a este tipo de mujeres».

Estée ignora su comentario y le proporciona todos los cuidados de belleza gratuitos a esta «pobre» mujer mexicana, al igual que si se tratase de una potencial clienta.

Adivina lo que ocurrió… esta mujer sacó un fajo de dólares y le compró una unidad de cada uno de los productos que le propuso Estée. Además, volvió al día siguiente con varios miembros de su familiaLa segunda, con Mrs. Fields.

· La segunda, con Mrs. Fields.

Cuando Debbi pone en marcha su empresa, empieza por contactar al vendedor de una gran compañía de chocolate (ella prefiere omitir el nombre). El vendedor pasa completamente de ella con la excusa de que su pedido es ridículo.

Por el contrario, el vendedor de una compañía que es competencia de la primera no solo se porta amable con ella sino que se desplaza para hablar en persona con ella sobre su pedido de… 11,5 kg (25 libras). Diez años más tarde, este mismo proveedor le sirve pedidos anuales que ascienden a los 7 millones de dólares.

Diversifica tus actividades

Esto se relaciona con la idea que desarrollé en mi artículo sobre lo que considero erróneo por parte de los emprendedores que se enamoran de su empresa.

Poner todos los huevos en la misma cesta es un error que te puede salir caro. Las fortunas que en apariencia son inquebrantables pueden venirse abajo muy rápidamente como si de un castillo de naipes se tratase.

Diversificar significa protegerse frente a una eventual desgracia.

¿Y ahora qué sigue?

Está claro que no basta con contentarse con leer este artículo para convertirte en un buen emprendedor, feliz y financieramente a gusto.

La acción es lo que va a hacer la diferencia. Resaltar estos 12 principios para un buen emprendedor es un primer paso y tomar realmente conciencia de las cosas no puede hacerse si no es con la práctica.

Me gustaría conocer tu opinión sobre los conocimientos que debería adquirir un buen emprendedor además de lo que te he presentado aquí.

Si tienes experiencia en este campo, me encantaría conocer y compartir tu experiencia con los demás.

Compartir artículo :
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.